INSPECCIÓN DE CALDERA EN AVILÉS

AVILÉS, ESPAÑA

MINIMIZACIÓN DE RIESGOS DURANTE LA INSPECCIÓN

NUESTRO DESAFIO

Debido a que la EDAR y el núcleo del municipio de Avilés están separados por la ría del mismo, en el sistema de colectores en alta existen una serie de pozos, aliviaderos y bombeos ubicados a profundidades muy grandes, DE HASTA 35 METROS. La inspección de estos elementos es especialmente DIFÍCIL Y PELIGROSO PARA EL PERSONAL de la explotación, así como su funcionamiento correcto es imperativo para asegurar la calidad medioambiental exigida por ley. Uno de los tramos más difíciles es el sifón que pasa justo por debajo de la ría y tiene su pozo de ataque en el puerto de Avilés.

INSPECCIÓN Y OBTENCIÓN DE DIAGNÓSTICO EN TIEMPO REAL

LA SOLUCIÓN

La operación de inspección con dron se ha realizado desde las casetas de acceso a las arquetas de inicio y fin del sifón, SIN LA NECESIDAD DE ACCESO DE PERSONAL AL ESPACIO CONFINADO

  • Se ha ejecutado una inspección a 35 metros de profundidad en el pozo de bombeo de la EDAR de Maqua, para comprobar el estado de las guías de las bombas.

  • Se ha realizado un vuelo en el pozo de ataque del sifón a 30 metros de profundidad para detectar obstrucciones en la entrada de éste. Se detectaron numerosos problemas que confirmaban la necesidad de actuación.

  • Se ha realizado un vuelo en la arqueta de registro del interceptor de agua pluvial paralela a la ría durante un episodio de lluvia fuerte para comprobar el funcionamiento del interceptor.

  • Aprovechando la visita a la EDAR de Maqua, se ha realizado una prueba de inspección del puente grúa y de la estructura que cubre los pozos de recepción de la EDAR. La prueba ha mostrado que la tecnología de dron es perfectamente viable para la inspección de este tipo de elementos.